El taller de iniciación al bordado estuvo genial, con unas alumnas muy aplicadas que lo cogieron al vuelo. El rinconcito en Mamayalosabe destinado a los talleres super acogedor.

La verdad es que la tarde pasó volando cose que te cose, con su tecito y pastas incluido. Así da gusto enseñar!

Preparando nuevos talleres y esperando repetir el de bordado de nuevo!


Ejercicio de Fayna, una de las alumnas


 

Páginas vistas en total

Twitter Updates

Meet The Author